Debate presidencial republicano de CNN… ¿Cuál debate?

 

DESDE ESTADOS UNIDOS… “En contexto”

Debate presidencial republicano de CNN… ¿Cuál debate?

Patricio Zamorano, desde Washington DC / El Ciudadano
16 December 19:12
#Estados Unidos, #Mundo

diciembre candidatosDifícil validar un debate de altura presidencial cuando la mitad del espectro de lo relevante que está aconteciendo en la sociedad y en el planeta no es ni siquiera mencionado. Como señala el sitio web Mother Jones, el debate de ayer 15 de diciembre en CNN entre la congestionada maraña de precandidatos presidenciales del Partido Republicano se centró casi exclusivamente en el tema militarista y anti-islamismo, con espacio amplio para que los precandidatos republicanos se explayaran en expresiones de odio religioso y elucubraciones sobre futuros ataques a regiones del Medio Oriente.

Algunos analistas concuerdan en que la transmisión de CNN estuvo plagada de peligrosa retórica y amplios conceptos racistas que dejan en entredicho el verdadero sentido de este tipo de eventos. ¿Simple ejercicio comercial para aumentar el rating y elevar el cobro publicitario? Así lo sugiere Common Dreams cuando señala que “los debates son vistos no como un servicio público, sino que como una oportunidad para hacer dinero para las cadenas televisivas. Más que nada, desean alta audiencia”.

Por eso quizás los moderadores se preocuparon de no contrarrestar la mayoría de las aserciones de los pre-candidatos. Como destaca Truthout, el intercambio libre e inmoral incluyó el infanticidio como parte de la lógica de operación del futuro presidente. “Estamos hablando sobre cosas crueles esta noche”, le preguntó Hugh Hewitt, uno de los moderadores, al muy religioso pre-candidato Ben Carson. “Bombardeos intensos, dureza, guerra. Y la gente se pregunta, ¿podría usted hacer eso? ¿Podría usted ordenar ataques que matarían a niños inocentes no por unos pocos, sino que por cientos, por miles? ¿Podría usted librar una guerra como comandante en jefe?”. Ese tipo de joyitas fueron las que los candidatos aceptaron con una parsimonia impresionante. Más que mal, es exactamente lo que los republicanos de Estados Unidos están plenamente dispuestos a aceptar como forma de mantener el poderío militar del país y neutralizar a los enemigos, incluidos los radicales islámicos.

Mother Jones también destaca que apenas un puñado de días luego de que los líderes mundiales realizaran una de las reuniones más importantes de los últimos años sobre la amenaza del cambio climático, el tema estuvo prácticamente ausente del par de horas de discusión. Suena lógico, en todo caso, siendo el calentamiento climático uno de los factores que los republicanos consideran como un invento de la izquierda mundial y de los medios de comunicación progresistas. Nada del tema medioambiente rozó el contenido de este debate.

El sitio web Crooks and liars señala, con justa medida, que la mayoría de las noticias de las grandes corporaciones de televisión giran estas últimas semanas en torno a dos temas: Trump o el terrorismo. Destaca que CNN, por ejemplo, ha llenado un gran porcentaje de sus minutos al aire con el ataque de San Bernardino en California, donde se intenta probar que el matrimonio de musulmanes identificados como autores actuó como una célula terrorista, inspirada directa o indirectamente por el Estado Islámico. Las pruebas de esto aún son débiles, pero se estruja cada posible pista. Pocos días antes, un supremacista blanco,  Robert Lewis, opositor al aborto, conservador y huraño, mató a varias personas, incluido un veterano de guerra y un policía. La cobertura se abandonó completamente cuando llegó la nueva masacre de San Bernardino.

En contexto…

Por alguna razón incomprensible, los múltiples ataques de hombres blancos a universidades, escuelas, unidades militares y clínicas de aborto no son considerados terroristas ni productos de la “radicalización”, concepto favorito a la hora de hablar de los musulmanes. Pero lo peor, es que el tema del control de armas ni siquiera fue mínimamente consultado a los pre-candidatos republicanos que más apoyan la proliferación de armas, en colaboración explícita con las empresas fabricantes que, a su vez, financian sus campañas… Con debates basados en la parcialización grosera de la realidad, los estadounidenses votarán por una imagen segmentada de cada representante político en campaña… ¿Pero no es acaso esa la forma en que se ejerce la política en la era de la sobreexposición mediática?

http://www.commondreams.org
http://www.motherjones.com
http://www.truth-out.org
http://crooksandliars.com

Patricio Zamorano, desde Washington DC / El Ciudadano Mother Jones, Truthout, Common Dreams, Crooks and Liars