writer_icon

El futuro incierto de los inmigrantes en EE.UU.

Artículos con citas de Patricio Zamorano. Publicado originalmente en Telesur.


Las elecciones presidenciales en Estados Unidos se llevarán a cabo en noviembre próximo. Los precandidatos Donald Trump y Hillary Clinton no tienen entre sus propuestas políticas que favorezcan a los millones de inmigrantes que viven en ese país.

El tema de la Reforma Migratoria en Estados Unidos (EE.UU.) prometida por el presidente Barack Obama en noviembre de 2014 ha demostrado ser un fracaso. Sin distinguir edad, sexo o condición física, el Gobierno de Obama inició el año 2016 con operativos para deportar a migrantes provenientes de Centroamérica.

En una entrevista para la web de teleSUR el director ejecutivo de la Consultora InfoAméricas.info, Patricio Zamorano, explicó “que pese a su mensaje pro inmigrante, Obama es el presidente que más ha deportado en las últimas décadas, mucho más que en el Gobierno de George Bush”.

La política en esta materia “no ha beneficiado a los hijos de inmigrantes que llegaron a los EE.UU. siendo niños o que son hijos de padres indocumentados para que puedan trabajar de manera temporal”, agregó Zamorano.

¿Qué le espera a los inmigrantes si  Donald Trump o Hillary Clinton ganan la presidencia de EE.UU.?

Donald Trump ha dejado en claro sus intenciones en materia migratoria. “Él está basando su campaña en un mensaje xenófobo, en un mensaje antiinmigrante muy fuerte, está intentando canalizar todos los valores conservadores y de derecha y de temor hacia el inmigrante”, manifestó Zamorano.

“Si las políticas de Trump son reales la situación de los inmigrantes será bastante complicada. Él ha amenazado con construir un muro entre México y EE.UU., con deportar a millones de inmigrantes, lo que es totalmente inviable porque son 11 millones de indocumentados en el país y ha amenazado con muchas medidas que afectan a comunidades, especialmente de latinos en los EE.UU.”, agregó.

El dato: Construcción de un muro fronterizo, triplicar el número de elementos destinados a la seguridad fronteriza para aumentar las deportaciones, hacer más difícil que los trabajadores sin documentos puedan conseguir trabajo o mandar dinero (remesas) a sus países de origen, son algunas de las propuestas de Trump.

Para Zamorano, en el caso de Hillary Clinton no debe olvidarse que ella establecería una continuidad en las políticas implementadas por Obama  “que no ha logrado avanzar en una reforma migratoria justa y Hillary tampoco ha dado una posibilidad para lograrlo”.

Durante los debates, la candidata demócrata ha prometido que no deportará a los inmigrantes indocumentados, en particular a los niños, de resultar vencedora en la contienda electoral.

“Ambos candidatos no ofrecen garantías sólidas consistentes y justas para beneficiar a los inmigrantes indocumentados de EE.UU. y esa es una situación grave, especialmente para un país que ha sido potenciado con el trabajo duro de los inmigrantes a través de su historia”, finalizó.