writer_icon

Gracias Sanders: “Henry Kissinger no es amigo mío”

DESDE ESTADOS UNIDOS… “En contexto”

Gracias Sanders: “Henry Kissinger no es amigo mío”

El candidato “socialista” del Partido Demócrata critica fuertemente el vínculo de Hillary Clinton con el ex asesor de Richard Nixon, acusado de violaciones a los derechos humanos en varios países, incluido Chile

http://InfoAmericas.info, desde Washington DC
12 de febrero de 2016 /  21:02
#Derechos Humanos, #Estados Unidos, #Mundo

kis y hill 650px

Henry Kissinger y Hillary Clinton, en 2011, durante la época de canciller de la ex primera dama.

En un choque con la historia (inmoral en el caso de uno de los personajes más siniestros de la política exterior de Estados Unidos), la candidata del establishment del Partido Demócrata, Hillary Clinton, se mostró orgullosa de su amistad con Henry Kissinger, repudiado por un vasto número de organizaciones de defensa de los derechos humanos en el planeta, y por cientos de miles de víctimas en Cambodia, Laos, Chile y otros países del planeta.

En el debate de ayer jueves entre los candidatos a la presidencia del Partido Demócrata, organizado en Wisconsin por PBS (la televisión pública de EEUU), la candidata Clinton citó su contacto regular y asesoramiento de Kissinger como una de sus fortalezas en su experiencia en política exterior. Esto, en el contexto de su papel como secretaria de Estado (canciller) de Estados Unidos bajo el primer gobierno de Barack Obama.

Ante los dichos de Clinton, el senador Bernie Sanders fue rápido en contestar a las palabras de la candidata. Acá va el detalle:

“Lo encuentro increíble, porque pasa que yo creo que Kissinger fue uno de los más destructivos secretarios de Estado en la historia moderna de este país. Estoy orgulloso de decir que Henry Kissinger no es mi amigo. No aceptaré consejo de Henry Kissinger. Y, en efecto, las acciones de Kissinger en Cambodia, donde Estados Unidos bombardeó ese país y derrocó al príncipe Sihanouk, creó la inestabilidad que permitió a Pol Pot y el Khmer Rouge surgir y entonces masacrar a 3 millones de personas inocentes. Uno de los peores genocidios en la historia del mundo. Entonces considérenme como alguien que no escuchará a Henry Kissinger”.

La ex primera dama Hillary Clinton respondió diciendo que entonces mucha gente tenía la curiosidad de saber a quienes se cuenta entre los consejeros sobre política exterior de Sanders. “Usted tiene aún que responder a eso”, le espetó Clinton al senador de Vermont. “Bueno, no es Henry Kissinger”, retrucó inmediatamente el candidato progresista.

En contexto…

El intercambio durante este debate más reciente simboliza fuertemente lo señalado por varios análisis de esta campaña: Hillary Clinton se ha aliado “con el ala de los halcones”, eufemismo que se usa en Washington para designar a quienes concuerdan con una política exterior de EEUU agresiva, militarista y de “gatillo fácil” cuando se trata de decidir los cursos de acción ante los conflictos internacionales. Esto, en contraposición a las “palomas”, es decir, quienes confían primero en los canales diplomáticos y se oponen a las políticas intervencionistas. La dinámica y lucha entre los “halcones y la palomas” matiza la política de Estados Unidos hacia todo el orbe.

Mientras Sanders tiene la fortaleza moral de poder mantener su visión progresista de la política exterior durante toda la campaña, Clinton no tiene salida: como representante del establishment del Partido Demócrata debe ser capaz de combatir electoralmente a cualquier republicano que se le ponga en frente, en caso de ganar las primarias. Así, debe ser capaz de responder a un gran porcentaje de la población de Estados Unidos que desea un presidente fuerte y que proteja el sitial de liderazgo militar del país en el planeta. Y ese republicano puede ser Trump, un temerario halcón que, a falta de sesos, tendrá en cambio el arsenal y poderío militar más grande del planeta…

http://InfoAmericas.info, desde Washington DC