¡Se desinfló Trump!

DESDE ESTADOS UNIDOS… “En contexto”

¡Se desinfló Trump!

En un fuerte golpe a su campaña triunfalista, el millonario de derecha quedó segundo en las primeras primarias presidenciales de EEUU en el estado de Iowa: ganó el representante de los sectores evangélicos, Ted Cruz

El Ciudadano, desde Washington DC
1 febrero 2016 / 00:02
#Estados Unidos, #Mundo

Con casi un 100% de los votos contados, la primaria de hoy en el estado de Iowa significó un fuerte golpe contra la campaña del millonario de derecha Donald Trump, en la primera ronda electoral de las presidenciales de Estados Unidos. Trump ha basado toda su estrategia en un aura “ganadora”, potenciada por las encuestas que lo han mantenido en el liderazgo de la favorabilidad y la atención mediática. Sin embargo, esta noche en Iowa quedó segundo entre las opciones del Partido Republicano, tras el candidato de los sectores evangélicos Ted Cruz.

Trump llegó a un 24% por ciento de los votos, mientras Cruz llegó a la victoria con 28 %. Marco Rubio llegó cerca en tercer lugar con un 23%.  Trump estuvo incluso cerca de quedar en tercer lugar. Rubio dio un discurso triunfalista al momento de confirmarse la tendencia irreversible. Al cierre de esta nota el candidato Trump aún no reaccionaba ante la prensa.

En cuanto al Partido Demócrata, la derrota del senador Bernie Sanders también tiene gusto a triunfo, toda vez que estuvo muy cerca de empatar con la candidata más cercana al oficialismo Hillary Clinton, quien hace pocas semanas estaba muy por delante del candidato autocalificado como “socialista”. La ventaja cómoda que tuvo la ex Secretaria de Estado se transformó en décimas de diferencia, con un 49.9% para Clinton,y un 49.4% para Sanders.

Los resultados de hoy de Iowa y de New Hampshire la próxima semana no representan bajo ninguna circunstancia una tendencia general sobre quien ganará el proceso de primarias. New Hampshire fue ganado por Clinton en 2008, pero se impuso finalmente el presidente Obama. En las primarias de las elecciones anteriores, en 2008 y 2012, ganaron en Iowa los republicanos Huckabee y Santorum respectivamente, políticos que resultaron totalmente marginales en ambas presidenciales.

Sin embargo, el factor más importante es la pérdida del sentido de “infalibilidad” que Trump ha estado cultivando desde que lanzó su campaña presidencial. Se proyectaba que un aumento de la participación de votantes en las primarias de Iowa beneficiaría a Trump. En efecto, se produjo un récord de presencia de votantes republicanos, que superó las 150 mil personas, pero que no benefició al millonario. Trump no logró encantar el voto concreto de los republicanos, pese a la fuerte presencia mediática que ha logrado con un estilo agresivo contra los medios de comunicación, ofensivo contra las minorías, y con una fuerte dosis de populismo xenófobo.

El Ciudadano, desde Washington DC

InfoAmericas.info